Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 14 de desembre de 2011

Capítulo 8

Mientras andaban, algo le cayó en la cabeza. Notó algo líquido. Se tocó la cabeza y descubrió un misterioso fruto de color morado, primero se pensó que era una ciruela pero luego descubrió que no lo era. Su acompañante dio un grito extraño pero fuerte.
-¿Qué pasa ahora?
-Dáme eso. –Jasmine, sin protestar, se lo dio.
-¿Qué es?
-Un fruto lilesco.
-¿Cómo? –ya todo le parecía una broma de mal gusto.
-Son venenosos. Si un humano los ingiere, o incluso si los toca, puede morir, porque es un veneno rapidísimo que te va a corroer por las venas y te va a dejar frita.
-¿Cómo? ¿Me voy a morir?
-No si llegamos rápidamente al pueblo.
Y sí, lo de los frutos parecía cierto, Jasmine empezaba a ver millones de Larrys, después desapareciendo formaban un monstruo negro que se comía sus ojos.

dimecres, 16 de novembre de 2011

Capítulo 7

-¡Tú no eres Larry!
Se aparta del brazo del hombre. Él la mira, quieto.
-Claro que soy Larry. Mira, Jasmine. Es normal que estés nerviosa, porqué has hecho un largo y dificultoso trayecto hasta aquí pero… Créeme, pequeña. –le besa en la frente y ella se aparta.
-¡Imposible! Papá y mamá están muertos. Y Penny. Todos están muertos. Sácate esa dichosa máscara, no me hagas sufrir más… Déjadme en paz, déjad de molestarme ya…
Él, misteriosamente, se puso a reír como un loco, sin parar.
-¿Te lo creíste?
-¿Qué hablas?
-¿Enserio crees que tus padres y Penny murieron? ¡Sólo era un espectáculo!
-¡Pero si los cadáveres estaban en la cabaña!
-Eran muñecos. Muñecos de carne y hueso, aparentaban estar en tu corazón, pero no lo estaban. Nunca vinierons violadores a tu casa. Tu mansión está perfecta. Hasta lo de el restaurante este era mentira. Puro teatro. ¿Ya me crees?
-¡No! –casi le saltan las lágrimas.
-Pues entonces sígueme y ya verás.
Ella no pudo resistirse, y los dos se adentraron en el espeso, oscuro y siniestro bosque a la luz de la luna.

dimecres, 9 de novembre de 2011

Capítulo 6

*Estoy feliz. Tío Larry me ha enseñado a hacer pasteles, como los de la abuela, aquellos de chocolate con pepitas esparcidas por el bizcocho. Le doy un beso en la mejilla, y le dejo llena de chocolate. Me río por su aspecto gracioso. Me abraza.
-Eres la niña más bonita de este mundo… -lo dice olvidándose de Jenny, que, por supuesto, es mucho más guapa que yo. Pero no me lo dice para no ponerme triste, porque ya sabe que yo soy muy sensible.
-Niña, no… Soy grande, tío Larry!
-¡Tienes razón! Eres toda una mujercita. –me guiña el ojo, cogiendo un trapo del cajón de la cocina para limpiarse el pómulo manchado de chocolate.
Sacamos el pastelito del horno y sonreímos, satisfechos de lo bien que huelen, aunque al probarlos ya no estamos tan satisfechos… ¡Me han salido fatal! Tío Larry, siempre con su tono consolador, me dice que no pasa nada y que la próxima vez que las haga me saldrán mejor. ¡Te quiero, Larry!*
Y lo ve a él, es Larry… Su tío favorito, el hermano mayor de su padre… Corre a él, asegurándose de que es real, que no es un holograma ni un actor de mentira. Sí, es él, el real, el mágico Larry. Al que quiere tanto.
-Jasmine… Vengo a ayudarte. Papá y mamá te están esperando.
¿Cómo? Papá y mamá murieron…

divendres, 7 d’octubre de 2011

Capítulo 5

Al abrir los ojos y ver una fina rallita de sol, se da cuenta de que un hombre grande, canoso y calvo la está intentando reanimar, sonríe al ver que se ha despertado. Se levanta y grita palabras en inglés, con acento americano. Dos chicas con delantal vienen para ayudar a que Jasmine se levante, pero se levanta sola. En vez de preguntar, observa todo su alrededor fijamente. Hay mesas con manteles de seda y gente comiendo elegantemente, un decorado muy bonito con flores y cuadros antiguos, hechos con acuarelas, ceras, y todo tipo de material. Detrás de una barra mínimamente ancha, un chico con delantal mira detenidamente la escena, a la vez intentando sacar mugre de un vaso de cristal. Despistado, se le resbala del trapo y cae al suelo rompiéndose en mil pedazos. No parece muy preocupado por el vaso roto, pero se agacha con una pequeña escoba y lo recoge con una pala, tirándolo a la basura. Acto seguido, sal de la barra ágil y cautelosamente y se pone delante de Jasmine, con los ojos brillantes y húmedos.
-Do you need something? –es americano. Pero, ¿cómo ha llegado la joven hasta allí? Jasmine no sabe casi nada de inglés. Pero entiende que le ha preguntado si necesita algo. Intenta hablar en inglés lo máximo que puede.
-Yeas, please… I want eat. –se piensa que eat quiere decir comida.
-Oh, please, sit on this chair. Certainly, I own this bar. I’m going to give you… spaghetti? –Jasmine hace que sí, sin saber del todo lo que dice. ¿Qué quiere decir certainly? ¿Y own? Almenos sabe que le ha dicho que le va a llevar espaguetis. El chico se va y desaparece por una puerta detrás de la barra de madera.
-Your name’s…? –se le acerca una de las chicas rubias.
-Jasmine. –sonríe amablemente. La chica empieza a hacerle una serie de preguntas que ella no entiende, pero dice que sí por educación.
Todo va bien, hasta que escucha su nombre retumbar por el restaurante y se gira, atónita al ver quién la llama.

dimecres, 28 de setembre de 2011

Capítulo 4

Se gira, y una sombra desaparece. ¿Qué ha sucedido? ¿Habrán sido imaginaciones suyas?
Pero cuando oye gritos, justamente que la llaman a ella, por su nombre, se da cuenta de que no, no fue una imaginación. Asustada, se tira al suelo, tapándose la cara, su segundo obsequio más valuoso.
Se tapa un buen rato hasta que no oye nada. Descubre poco a poco la cara, dándose cuenta de que ahí no hay nadie.
Se levanta lentamente, intentando no hacer mucho ruido, no se acaba de fiar de que aquella ruinas estén vacías. Le ruge el estómago. Hace ocho horas que no come, y sólo comió un trozo de pan.
Le han quitado la mochila. O ha desaparecido. Así que se las tendrá que arreglar para conseguir comida sea como sea. Sal afuera, y ve que el sol empieza a caer, que está llegando la noche. Se apresura para encontrar lo mínimo de alimento.
Topa con un árbol. ¿Habrá algún fruto rico ahí arriba? Intenta subir al tope del árbol, casi lo consigue… Hasta que ve cuatro árboles y cae al suelo, derrotada por el hambre.

dimarts, 6 de setembre de 2011

Capítulo 3 / Capítol 3

Nota antes de leer el capítulo: Este capítulo es muy corto, no se ha cortado ni nada, es así. ¡El cuarto será más largo!



¿Dónde está? ¿No la había metido aquí? Le caen otra vez las lágrimas, involuntáriamente. ¿Dónde se ha metido la mochila? Su preciada mochila... Ha desaparecido. No sabe cómo se mantendrá, si sobrevivirá. Pero ha perdido todas sus esperanzas. No hay nada que hacer, está todo oscuro...
Sus ojos se quedan abiertos sin pestañear al notar en su hombro el tacto de una mano con garras llena de sangre.

********************************************************************************
Nota abans de llegir el capítol: Aquest capítol és molt curt, no s'ha tallat ni res, és així. El quart serà més llarg!

On està? No l’havia deixat aquí? Li cauen un altre cop les llàgrimes, involuntàriament. On s’ha ficat la seva motxilla? La seva preciada motxilla… Ha desaparegut. No sap com es mantindrà, si sobreviurà. Però ha perdut totes ses esperances. No hi ha res a fer, està tot fosc… Els seus ulls es queden oberts sense parpellejar al notar a l’espatlla el tacte d’una mà amb unes urpes plenes de sang.


divendres, 2 de setembre de 2011

Capítulo 2 / Capítol 2


No hay nada, todo está oscuro. Deja la mochila al suelo, sin preocuparse demasiado de ella. Sin darse cuenta, se le caen de un pequeño bolsillo unos céntimos, para ella muy valuosos, y ruedan hasta caerse en un hueco, hasta el subsuelo. Investiga todas las habitaciones. Están vacías. No se oye nada. Todo está en silencio. Jasmine sale afuera. El viento le acaricia la cara. Sólo se ve una gran extensión de hierba verde y viva. No hay ni una sola nube en el cielo.

Mientras la brisa le roza el cuerpo a la joven, extiende los brazos hacia los laterales, cierra los ojos y alza la cara, sonriendo irónicamente. Y grita.

-¡¡Aaaaahh!! –hace un mortal al aire y se queda al suelo, estirada, con los ojos aún cerrados. Respira el dulce aire, el de la vida, que esta vez le ha dado un toque amargo. Entonces, sin querer, recuerda sus otros tiempos. Cuando, de broma, le estiraba los pelos a su hermana, después se escapaba y ésta la perseguía. Los días que había mucho ruido en la calle y Jasmine, asustada, se iba a la cama de sus padres y se acurrucaba lo máximo que podía dentro de la manta.

 Llora. Esta vez sí. Se hacía la valiente, pero ahora no puede más. Llora por todo lo sucedido. Y se duerme, intentándolo olvidarlo de nuevo, mientras unas sombras por dentro de las ruinas andan cogiendo una mochila sucia y vieja.

*********************************************

 
No hi ha res, tot està fosc. Deixa la motxilla al terra, sense preocupar-se gaire d’ella. Sense adonar-se’n, se li cauen d’una petita butxaca uns cèntims, per ella molt valuosos, i roden fins caure’s a un foradet, fins al subsòl. Investiga totes les habitacions. Estan buides. No se sent res. Tot està en silenci. La Jasmine surt fora. El vent li acaricia la cara. Només es veu una gran exensió d’herba verda i viva. No hi ha ni un sol núvol al cel.
Mentre la brisa li rossa el cos a la jove, estén els braços cap als laterals, tanca els ulls i alça la cara, somrient irònicament. I crida.
-¡¡Aaaaahh!! –fa un salt mortal a l’aire i es queda al terra, estirada, amb els ulls encara tancats. Respira el dolç aire, el de la vida, que aquesta vegada li ha donat un toc amarg. Llavors, sense voler, recorda els seus altres temps. Quan, de broma, li estirava els cabells a la seva germana, després s’escapava i aquesta la perseguia. Els dies que hi havia molt de soroll al carrer i la Jasmine, espantada, s’anava al llit dels seus pares i s’arraulia el màxim que podia dins de la manta.
Plora. Aquesta vegada sí. Es feia la valenta, però ara no pot més. Plora per tot el succeït. I s’adorm, intentant oblidar-ho de nou, mentre unes ombres per dins de les ruines van agafant una motxilla bruta i vella.

dijous, 1 de setembre de 2011

Arena Mojada / Sorra Mullada

Capítulo 1


Cuando ve los cadáveres al suelo del desván de la cabaña, Jasmine sólo quiere chillar, desahogarse. Para no llorar. Y abraza aquellas sucias bolsas. ¿Para qué abrazarlos? 
Es-tan muertos, los mataron, ya no hay vuelta atrás.

Por eso marcha de allí. Lleva una mochila con la cremallera abierta, está rota. Fácilmente alguien le puede robar sus cosas. Era la única mochila que tenía a mano. Pero no tiene miedo. Porque no le robarán su coraje. Su valentía. Ni menos el amor por su familia.

Aguanta el dolor, el lloro, como la chica fuerte que es. Sólo puede observar el bonito paisaje. Los prados verdes, los caballos pasturando. Las vacas inquietas que se quejan cuando las intentan muñir a la fuerza. Las granjas, llenas de animales. Jasmine quiere olvidarse de su vida anterior, en una gran mansión de lujo, disfrutando de sus riquezas. No quiere recordarlo más. Y se arrepiente de haber sido rica. No era nada solidaria con los pobres. Y ahora ella lo es. Sola en el mundo. Con sólo quince años.

Ágilmente, se cuela en un viejo tren, sin gran poder de vigilancia. Los vagones son hechos de madera de roble. No hay casi nadie. Sólo gente de clase alta, leyendo diarios, o libros. Cómo echa de menos ser así. Sus riquezas, su poder. Hasta que mataron a su familia. Por la cabeza le retumban los gritos de sus padres cuando la antigua casa ardía, los chillidos de su hermana cuando la degollaban en el jardín. Suerte que Jasmine escapó. Y pudo llevarse los cadáveres.
Por suerte ya no se oyen sus voces. Cautelosamente sale del baño, vi-endo que el tren se acaba de parar en una estación y que el revisor está ba-jando. Pero, ¿dónde pretende ir Jasmine? ¿Cuál es su objetivo en la vida? ¿Por qué no la ven sola y la encierran en un orfanato?

El desastre llega cuando, de improviso, el revisor sube al tren para pedir y verificar billetes. Jasmine se queda parada. Pero no hay momento para quedarse de brazos cruzados, así que la única manera de que no la ve-an de polizón es esconderse en el baño, pero cuando entra se da cuenta de que era mejor que la engancharan. El baño está sucio, incrustado de asque-rosidades que le provocan náuseas. Pero ya no puede salir; el revisor pasa delante del baño, haciendo sus gritos, avisando que es él, que ha entrado al tren.

Es evidente. Porque Jasmine es valiente. No quiere una vida de una chica huérfana. Quiere ser una chica normal. Y siempre lo quiso. No le da la gana que todo el mundo le tenga pena. Quiere conseguirse la vida. ¿Qué digo? Quiere ¡ganarse la vida! Eso es lo que quiere. Y nadie le va a impedir.

El tiempo pasa lento... Una estación fantasma. Vacía de gente, y raramente el tren también. No hay ni una sola alma. Todo el mundo ha salido en otras paradas. ¿Y ésa? No pone el nombre de la destinación. Jasmine se levanta, le pesan las camas y el trasero. Se da un buen susto al ver que no hay conductor en la cabina. Entonces, ¿quién la ha llevado a esta misteriosa estación? Abre las puertas forzada y manualmente. Los prados calzan el paisaje, lo visten de verde, con un tono vivo y claro. Una brisa de montaña le remueve los cabellos, haciendo una microscópica melodía, repicando con el cuerpo. Busca en todos lados, hasta que algo resalta. Unos ladrillos a medio colocar hacen a la idea una pequeña casa oscura, deshabitada. Son unas ruinas, pero quizás estén bien para quedarse a vivir un tiempo...

/

Capítol 1



Quan veu els cadàvers al terra de les golfes de la cabanya, la Jasmine només vol xis-clar, desfogar-se. Per no plorar. I abraça aquelles bosses brutes. Per què abraçar-los? Estan morts, els van matar, ja no hi ha marxa enrere.

Per això marxa d'allà. Duu una motxilla amb la cremallera oberta, està trencada. Fà-cilment algú li pot robar les coses. Era l'única motxilla que tenia a mà. Però no té por. Perquè no li robaran el seu coratge. La seva valentia. I menys l'amor cap a la seva fa-mília. 

Àgilment, es cola en un vell tren, sense gran poder de vigilància. Els vagons són fets de fusta de roble. No hi ha quasi ningú. Només gent de classe alta, llegint diaris o llibres. Com enyora ser així. La seva riquesa, el seu poder. Fins que van matar a la seva famí-lia.
 Pel cap li ressonen els crits dels seus pares quan l'antiga casa cremava, els xisclets de la seva germana quan la degollaven al jardí. Sort que la Jasmine va escapar. I va poder endur-se els cadàvers.
Aguanta el dolor, el plor, com la noia forta que és. Només pot observar el bonic pai-satge. Els prats verds, els cavalls pasturant. Les vaques que es queixen quan les in-tenten munyir a la força. Les granges, plenes d'animals. La Jasmine vol oblidar-se de la seva vida anterior, a una gran mansió de lu-xe, disfrutant de les seves riqueses. No vol recordar-ho més. I es penedeix d'haver sigut rica. No era gens solidària amb els pobres. I ara ho és. Sola al món. Amb només quinze anys. 
 El desastre arriba quan, d'imprevist, el revisor puja al tren per demanar i verificar bitllets. La Jasmine es queda atònita. Però no hi ha temps per quedar-se de braços creuats, així que l'única manera de que no la vegin de polissó és amagar-se al bany, però quan entra s'adona de que era millor que l'enganxessin. El bany està brut, incrustat d'asquerositats que li provoquen nàusees. Però ja no pot sortir; el revisor passa pel davant de la porta, fent els seus crits, avisant que és ell, que ha entrat al tren. 
Per sort ja no s'escolten les seves veus. Cautelosament surt del bany, veient que el tren s'acaba de parar a una estació i que el revisor està baixant. Però, on preté anar la Jas-mine? Quin és el seu objectiu a la vida? Per què no la veuen sola i la tanquen a un orfe-nat?   
És evident. Perquè la Jasmine és valenta. No vol la vida d'una noia orfe. Vol ser una noia normal. I sempre ho ha volgut. No vol que tot el món li tingui pena. Vol aconse-guir-se la vida. Què dic? Vol guanyar-se la vida! Això és el que vol. I ningú li impedirà.

El temps passa lent... Una estació fantasma. Buida de gent, i rarament el tren també. No hi ha ni una sola ànima. Tot el món ha sortit a altres parades. I aquesta? No posa el nom de la destinació. La Jasmine s'aixeca, li pesen les cames i el cul. S'espanta al veu-re que no hi ha conductor a la cabina. 
Llavors, qui la ha portat a aquesta misteriosa estació? Obre les portes forçada i manualment. Els prats calcen el paisatge, el ves-teixen de verd, amb un to viu i clar. Una brisa de muntanya li remou els cabells, fent una microscòpica melodia, repicant amb el cos. 
Busca a tots llocs, fins que alguna cosa ressalta. Uns maons a mig col·locar fan a la idea una petita casa fosca, deshabitada. Són unes ruines, pero tan de bo estiguin bé per quedar-s'hi a viure un temps...







Primera historia: Arena mojada / Primera història: Sorra mullada

Presentación

En la historia Arena Mojada se explica la vida de Jasmine, una chica rica que le matan a sus padres y se vuelve pobre, se queda sola en el mundo con su pobreza. Jasmine, de polizón en un tren, se atura en una parada y encuentra unas ruinas donde se queda allí. A partir de aquel día, empezaran a suceder fenómenos paranormales. Tendrá que resolver los misterios de aquella casa abandonada. 
/
Presentació

A la història Sorra Mullada, s'explica la vida de la Jasmine, una noia rica que li maten els seus familiars i es torna pobra, es queda sola al món amb la seva pobresa. La Jasmine, de polissó a un tren, s'atura a una parada i troba unes ruines on es queda allà. A partir d'aquell dia, començaran a succeir fenòmens paranormals. Haurà de resoldre els misteris d'aquella casa abandonada.

¡Hola! / Hola!

¡Hola! Me llamo Rebeca y éste es mi blog. Voy a publicar diferentes historias (libros) por capítulos. Sólo espero opiniones de lectores y que, si os gustan mis historias, paséis esta página a otra gente para que la conozca.
A partir de miércoles o jueves publicaré diferentes relatos. Cada día pondré el capítulo que sigue al del día anterior. Se publicarán en castellano y catalán.
/
Hola! Em dic Rebeca i aquest és el meu bloc. Publicaré diferents històries (llibres) per capítols. Només espero opinions de lectors i que, si us agraden les meves històries, passeu aquesta pàgina a altra gent perquè la conegui.
A partir del dimecres o el dijous publicaré diferents relats. Cada dia posaré el capítol que segueix del dia anterior. Es publicaran en castellà i en català.