Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 16 de novembre de 2011

Capítulo 7

-¡Tú no eres Larry!
Se aparta del brazo del hombre. Él la mira, quieto.
-Claro que soy Larry. Mira, Jasmine. Es normal que estés nerviosa, porqué has hecho un largo y dificultoso trayecto hasta aquí pero… Créeme, pequeña. –le besa en la frente y ella se aparta.
-¡Imposible! Papá y mamá están muertos. Y Penny. Todos están muertos. Sácate esa dichosa máscara, no me hagas sufrir más… Déjadme en paz, déjad de molestarme ya…
Él, misteriosamente, se puso a reír como un loco, sin parar.
-¿Te lo creíste?
-¿Qué hablas?
-¿Enserio crees que tus padres y Penny murieron? ¡Sólo era un espectáculo!
-¡Pero si los cadáveres estaban en la cabaña!
-Eran muñecos. Muñecos de carne y hueso, aparentaban estar en tu corazón, pero no lo estaban. Nunca vinierons violadores a tu casa. Tu mansión está perfecta. Hasta lo de el restaurante este era mentira. Puro teatro. ¿Ya me crees?
-¡No! –casi le saltan las lágrimas.
-Pues entonces sígueme y ya verás.
Ella no pudo resistirse, y los dos se adentraron en el espeso, oscuro y siniestro bosque a la luz de la luna.