Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 14 de desembre de 2011

Capítulo 8

Mientras andaban, algo le cayó en la cabeza. Notó algo líquido. Se tocó la cabeza y descubrió un misterioso fruto de color morado, primero se pensó que era una ciruela pero luego descubrió que no lo era. Su acompañante dio un grito extraño pero fuerte.
-¿Qué pasa ahora?
-Dáme eso. –Jasmine, sin protestar, se lo dio.
-¿Qué es?
-Un fruto lilesco.
-¿Cómo? –ya todo le parecía una broma de mal gusto.
-Son venenosos. Si un humano los ingiere, o incluso si los toca, puede morir, porque es un veneno rapidísimo que te va a corroer por las venas y te va a dejar frita.
-¿Cómo? ¿Me voy a morir?
-No si llegamos rápidamente al pueblo.
Y sí, lo de los frutos parecía cierto, Jasmine empezaba a ver millones de Larrys, después desapareciendo formaban un monstruo negro que se comía sus ojos.

1 comentari:

  1. M'ha agradat molt perquè deixes en vil l'espectador...i ara què passarà?

    Molts petons, wapa.

    Papiyo

    ResponElimina